El Rincón de las Hadas

Mentir es lo más divertido que puede hacer una chica sin desnudarse. Aunque si se desnuda es aún mejor. (Natalie Portman. Closer)

domingo, enero 16, 2005

Recuerdos

Si existiera un lugar en el que se vive de los recuerdos, ¿os gustaría vivir allí? Esa es la pregunta sin respuesta, o con respuesta a medida, que deja planteada la película 2046.

Un escritor nos relata su vida. A la vez se suceden imágenes de la novela que escribe. La película no tiene orden ni concierto. Recupera el Hong Kong de los años '60 para pasearnos desde 1966 hasta 1969 en la vida de Zhou Muyun. Nos pasea por sus devaneos amorosos mezclando, magistralmente para mi gusto, historias de diferentes personajes.


La historia comienza diciendo algo como "Hace años, en mi mundo, cuando alguien tenía un secreto que no quería compartir con nadie más, subia a una montaña, buscaba un árbol, tallaba en el un agujero y le susurraba su secreto. Después tapaba el agujero con barro y así nadie lo descubría jamás. En el futuro, el mundo está comunicado por una compleja red de ferrocarriles. De vez en cuando sale un tren con destino a 2046. Quienes viajan allí lo hacen para recuperar la memoria perdida. Dicen que nada cambia nunca en 2046. Pero nadie sabe si eso es verdad, porque nunca ha regresado nadie. Excepto yo." Y ahí es donde se coloca el punto de salida de una historia que mezcla pasado con futuro, salta en el tiempo y muestra unas relaciones sentimentales y sociales que no son habituales aún en Europa. Mucho menos en los años en los que se ambienta la película. 2046 se muestra como un lugar en el que nada cambia nunca, pero a la vez es, simplemente, una habitación de hotel. Un hotel de Hong Kong en el que vive el protagonista de la historia. A la vez que afirma que para el, 2046 es sólo un número de una habitación de hotel, toda su vida está condicionada por ese número, desde el principio hasta el final del largometraje.

Cuando salí del cine, no pude evitar preguntarme qué haría si me dieran la posibilidad de vivir en mi memoria perdida. ¿Intentaría volver? ¿Tan valiosos son los recuerdos? ¿De verdad? ¿Si 2046 fuera real, la memoria perdida sería fiel a la realidad? ¿Podríamos encargar nuestros recuerdos? Sabemos que la memoria es selectiva, sabemos que borrar los malos momentos es un recurso mental para que podamos seguir adelante. Pero no sabemos si de verdad es posible vivir en los recuerdos, forjarnos un futuro construido únicamente de pasado.

Una de las frases más impactantes de la película dice algo como que "Luego comprendí que no respondía a mi pregunta, no porque yo no le gustara, ni porque sus reacciones fueran lentas, sino porque antes de que yo llegara, ella ya amaba a otro"

¿Cual ha sido la última película que os ha impactado a vosotros? Si tuvierais la posibilidad... ¿Viviríais en un lugar donde nada cambia nunca? ¿Rememoraríais todos los días de vuestra vida la memoria perdida?

- <-->