El Rincón de las Hadas

Mentir es lo más divertido que puede hacer una chica sin desnudarse. Aunque si se desnuda es aún mejor. (Natalie Portman. Closer)

lunes, abril 25, 2005

Uno de literatura erótica

Acabo de terminar de leer "Historia de O" de Pauline Réague, y creo que es el mejor momento para escribir un post de los de verdad, no una nota informativa sobre la marcha del blog.... Aviso, puede herir la sensibilidad del lector. Si crees que la novela erótica es porno puro y duro, sáltate este post, y si eres menor de 18 años con más razón ;-)

Image hosted by Photobucket.com

Empezaré por el principio. De repente me encontré con una entrada en el blog de Bo Peep que me hizo pensar... tal vez demasiado, así que me fui a la Casa del libro y me hice con los cuatro títulos que encontré recomendados: a saber, "El curioso incidente del perro a medianoche", de Mark Haddon, creo que ya he hablado de ese libro en el blog, por si no os habéis enterado... es estupendo, una auténtica obra de arte y completamente diferente a casi todo lo que se ha hecho en los últimos años. También compré "Entre sus manos" de Marthe Blau, "Vox", de Nicholas Barker y "Las Amistades peligrosas" de Choderlos de Laclos, que aún no he leído.

Eso me empujó a seguir con una tendencia que empezó para hacer un "original" regalo de reyes a un amigo (seguro que cuando lo leas te da la risa, ¡¡que tiempos aquellos, señor!!) Compré un tomito que se llama "Cuentos eróticos de navidad" y esta editado por Tusquets en su colección "La sonrisa vertical". El regalo fue bien recibido, no diré más a pesar de saber que hay mentes perversas que van a pensar mal :P. Eso fue uno de los motivos de que comprara "Las edades de Lulú", los otros motivos fueron que siempre me ha gustado Almudena Grandes y que en un concurso del instituto regalaron ese libro... Lo eligió mi profesora de literatura, pero esa mujer siempre tuvo un gusto envidiable para los libros modernos, así que decidí que algún día lo iba a leer.

Y en eso he estado. Las edades de Lulú lo leí el año pasado, pero este año he tenido un momento apático para la literatura... así que me embarqué en la novela erótica como una manera de ponerme a leer a diario, aunque sólo fueran un par de páginas... y he descubierto (aunque me lo venia imaginando) que la literatura erótica es mucho más que una lectura subidita de tono. Hay que saber buscar las vueltas, hay que saber leer entre líneas. Seguramente habrá mucha gente que no esté de acuerdo, pero realmente hay una carga psicológica enorme en la mayoría de estos libros. (Aunque el de Las amistades peligrosas aún no lo he leído (y no creo que encaje en la categoría de novela erótica), pero he visto la película y creo que no voy mal encaminada al meterlo en el saco de los libros de enorme carga psicológica.)

Image hosted by Photobucket.com

Ea, pues ahora resulta que no, que cuando ofrecí "Entre sus manos" a un amigo (cuyo comentario espero encontrar por aquí...) me soltó un escueto "yo no necesito eso". Y por eso está aquí este post, para reclamar el papel de Cultura con mayúsculas que tiene la literatura para adultos, porque en pleno siglo XXI entramos con vergüenza a comprar este tipo de libros, porque la gente piensa que "se necesita" la literatura erótica. ¿Acaso se necesita la novela de caballería? ¿Y la de ciencia ficción? ¿Y las novelitas rosas? Y la gente las declara cultura, a gritos, con la cabeza bien alta por haber leído el último libro de Marian Keyes (que por otra parte es una autora que me encanta) pero echándose las manos a la cabeza cuando se menciona “Los cien golpes”, eso en el mejor de los casos, porque la gente no suele reconocer el título, y es que nos encontramos ante un género tremendamente maltratado por la sociedad…

Y bueno, entre que "Historia de O" me ha marcado lo suficiente para que aparque este género por una temporada (eso del dolor es que yo lo llevo muy malamente... ¡¡pero si con ver sangre ya me mareo!!) y que tengo esperando unos cuantos títulos... pues que antes de aparcarlo quería dedicar unas líneas al tema, y supongo que provocar alguna reacción, las de defensores y detractores del género, puristas que creen que estas novelas deberían arder, entusiastas que buscan rarezas por librerías de viejo… Bueno, eso, reacciones.

Y de paso celebrar el día del libro con algo que no sea el quijote y fuera de fechas, ¡que estoy ya del Ingenioso Hidalgo hasta las narices!

- <-->