El Rincón de las Hadas

Mentir es lo más divertido que puede hacer una chica sin desnudarse. Aunque si se desnuda es aún mejor. (Natalie Portman. Closer)

miércoles, agosto 17, 2005

Otra vez tu?

No me lo puedo creer, en serio que no me entra en la cabeza, de nuevo el gilipollas ese dando vueltas por mis recuerdos... y cuando menos falta me hace... (por cierto, como es mi blog, digo palabras malsonantes, y poco finas, que parece que es lo que mi vida quiere que diga ahora mismo)

Image hosted by Photobucket.com

Pues no te fastidia que cuando más tranquila estaba asalta mi mente de nuevo?! Aún no tengo ni idea de cómo ha pasado, sólo se que me he encontrado recordando aquel año maldito de mi vida, persiguiendo un sueño que era pesadilla, pero que como las pesadillas más aterradoras, sólo se tornan tormentosas cuando mejor te lo estas pasando con el sueño, todo rosa, todo precioso para de repente volverse rojo sangre... Y dan unas ganas tremendas de abrir los ojos y despertar, pero no puedes despertar porque no es una pesadilla, es la jodida realidad que viene a demostrarte que no hay bien que cien años dure, que la felicidad es un instante de confusión....

Y he recordado una canción cuya última estrofa le viene al pelo, aunque nunca le importé suficiente como para que le haga daño nada de lo que yo pueda hacer o decir o pensar de él... a pesar de que fue lo más puto rastrero que ha pasado por mi vida, y eso que he visto muchísimos bichos dignos de exposición ("amigas" que te ponen en contra de su novio para que nunca más te hable, imbéciles borrachos que no te soportan pero quieren lo mejor para tí, intentos de manipuladores a gran escala que se descubren hasta con el más estúpido guiño de complicidad consigo mismos, cabrones que te utilizan para follarse a tu mejor amiga mientras te hacen creer la mujer más especial del universo, gilipollas que te ponen a parir delante de alguien que realmente te quiere... no se, de todo tipo) pero este fue la gota que colmó el vaso. Diciendome lo maravillosamente embaucadora que resulto a todas luces, garantizandome un prometedor futuro de becaria, concediendome el indiscutible protagonismo en la película del arte del coqueteo... Y él no llegaba a ser ni el premio de consolación.

Será que a los 25 las cosas se ven de manera diferente, 25 tenía el cuando le conocí, 25 tengo yo cuando me decido a ver lo que pasaba en realidad, 25, un cuarto de siglo cometiendo errores... pero lo más importante, un cuarto de siglo levantandome y siguiendo hacia delante... y lo que queda!

Este post lleva varias semanas rondando en mi cabeza, así que antes de que me vuelva loca he decidido colocarlo aquí, tranquilamente, sin hacer demasiado ruido, y por si alguien quiere aprender de mi error: durante una temporada de mi vida, no fui la persona más importante de la misma... y ese error suele pasar facturas muy muy abultadas...

Sonando Segundo Premio, de Los Planetas (Gracias JotaErre) La letra dedicada a C, "ese" tremendo error de mi vida.

"Sentado esperando a que llames
rezando porque des una señal
los días cada vez van más despacio
y solamente puedo esperar

que vengas a explicar que todo ha terminado
que tengas que decir que no me quieres ver
y es imposible que hayas olvidado
lo que los dos podiamos hacer

y si esto que ha pasado
va a pasarnos otra vez
y si todo ha sido en vano
no tienes que volver

Mirando las paredes de este cuarto
rezando porque vengas otra vez
y todo lo que habíamos hablado
es todo lo que vamos a perder

si nunca quise ser el único a tu lado
si tuve miedo fue porque acabara así
y todo el tiempo que he desperdiciado
se vuelve de nuevo contra mi

y si esto te hace daño
si te puedo hacer sufrir
ha servido para algo
al menos para mi"

- <-->

1 Comentarios:

At domingo, 25 septiembre, 2005, Anonymous Anónimo opinó...

Hola!! Me gusta lo q dices. Todos cometemos errores, lo importante es darse cuenta de ello. Cristina.

 

Publicar un comentario

<< Home