El Rincón de las Hadas

Mentir es lo más divertido que puede hacer una chica sin desnudarse. Aunque si se desnuda es aún mejor. (Natalie Portman. Closer)

viernes, mayo 19, 2006

Desvarios varios

Tengo mal día. He dormido poco por la noche, no me ha cundido la mañana, me he pasado más de una hora en la siesta prevista y me he levantado de mal humor y atontada. Tengo la habitación hecha un semidesastre, necesito formatear el ordenador y no encuentro mi jodido disco de Windows XP. Además sospecho que tengo algún bicho en mi portatil y tengo la absoluta seguridad de que el ventilador está otra vez para llevarlo a limpiar a la tienda.

De paso estoy preocupada: por primera vez en no recuerdo cuánto tiempo no me gusta nadie. Absolutamente nadie. Y eso no es normal en mí. Ni siquiera tengo "pensamientos impuros" con los hombres "clasificables como atractivos" que me cruzo. Pero mi líbido no está congelada. Y no, no han empezado a gustarme las mujeres, ni siquiera a provocarme curiosidad.

Y para colmo esta mañana alguien se ha tomado la libertad de llamarme puta barata porque me negué a darle mi msn durante un mes y se lo dí por pesado un día que estaba de buen humor pero excesivamente liada (imaginad hasta que punto que incluso le dije a Athe que no podia jugar un solitario de msn, y es una de las cosas que más me divierte y desestresa de este cibermundo) [El ogame empieza a ser una cadena más que una diversión, y si no lo dejo es por "mis niños"]

Voy a volver sobre el tema de la puta barata. Es verdad que me divierte provocar, me lo paso bien mamoneando con los hombres. Es una afición no del todo sana, lo reconozo, pero se me nota mucho cuándo tengo interés real y cuándo no lo tengo. Y esta vez no lo tenia, pero tampoco era una absoluta falta de interés. Yo mamoneo, si surge algo, ha surgido, si me agobian huyo, si me quitan mi parcela de intimidad huyo, si me quitan mi mínimo de independencia huyo, si me da mala espina huyo, y si empiezo a pasarlo emocionalmente mal también huyo. Si me ofrecen un compromiso suelo salir por patas, pero si pretenden imponermelo salgo aún más rápido. No me gusta que me agobien. Odio que me pidan explicaciones de todo lo que hago, dejo de hacer y de las motivaciones que me empujan a hacerlo o no hacerlo. Y no me gusta que un tipo demasiado inseguro/amargado/obtuso/desesperado/salido/etc. me diga que soy una puta barata porque he pasado de él. Y no me llueven los pretendientes, ni mucho menos, pero soy una de esas personas que prefiere estar sola antes de estar mal acompañada. Y en este caso en particular, ni todo el oro del mundo hubiera conseguido que "ese" sujeto hubiera tenido la ocasión de meterse en mí cama a la vez que yo. Y menos sin ropa.

Y ya se que no viene al caso, es más, probablemente ni siquiera os interesará. Pero yo necesitaba decirlo. Y a fin de cuentas esto es mí blog. Vale, si, escribo para que la gente me lea, pero me remito al Sr. Don Insociable para explicarlo, porque su artículo sobre el tema es inmejorable e incontestable. (Y sí, soy consciente de que últimamente enlazo demasiado esa página, pero es que tiene mucha razón en lo que dice!)

Sonando: La noche es nuestra, en EuropaFM, y ahora mismo "la casa por el tejado" de Fito y los Fitipaldis.

- <-->